1-2: Capaz de tumbar al mismísimo Milan

Si en pretemporada nada es definitivo, tampoco es cuestión de lanzar las campanas al vuelo cuando se derrota al todopoderoso Milan. Eso sí, sería injusto no reconocer que posiblemente hayamos visto en Catania al mejor Real Betis de lo que llevamos de verano.

Sin mucha mordiente en ataque, pese al resultado final, pero algo más sólido atrás que en anteriores amistosos. Buena imagen y triunfo, merecido. Que sirva lo acaecido como punto necesario de inflexión para que de una vez por todas se vea el sistema de juego que quiere implantar Setién.

Tras un inicio con ocasiones para ambas escuadras, un gol anulado a André Silva por el mediático VAR. Y eso que el colegiado de la contienda lo había dado por bueno tras una desaplicación defensiva de la zaga verdiblanca. El ofensivo once inicial por el que había apostado Quique Setién nadaba y guardaba la ropa sin demasiados apuros ante un rival que tampoco hacía nada del otro mundo. Mandi, de cabeza al filo de la media hora, rozaba el gol poco antes de que la contienda se parase unos instantes para hidratar a unos jugadores a los que el calor comenzaba a pasar factura. En el tramo final de la primera mitad, la misma dinámica del arranque. Ataques de unos y otros sin consecuencias para el marcador. 0-0 a mitad de camino y digna imagen de la tropa de las trece barras en Catania.

En la reanudación, con Narváez como novedad, Dani Giménez se lucía para impedir el primero de la noche para los de Montella. El Milan controlaba, buscaba el 1-0, pero nada ni nadie rompía la igualad inicial. Tampoco las inocentes contras del Real Betis. Los cambios de Setién alrededor de la primera hora de contienda eran el aperitivo al 0-1. Firmado por Fabián en el 66, poco después de haber saltado al césped. Un golazo el del canterano. Todo pintaba bien para los intereses béticos hasta que un absurdo penalti de Brasanac, anotado por André Silva en el 75′, devolvía la igualdad al marcador. Ya en el tramo final, con el lógico desgaste de este tipo de compromisos, ocasiones para unos y otros. Para Joaquín en el 79′ y Bonucci dos minutos después. Y en el 88′, una mano de la barrera tras una buena falta sacada por Joaquín era castigada por penalti. Pena máxima que Sanabria no desaprovechaba en el minuto 89. El paraguayo rubricaba un definitivo 1-2 que hacía justicia a lo sucedido. No es cuestión de pasar de cero a cien en 24 horas, pero esta noche hemos visto la mejor versión verdiblanca veraniega. Sin duda. Y ante un grande de Europa, aunque esté venido a menos.

Jugaron de salida por el cuadro bético Dani Giménez; Barragán, Mandi, Feddal, Tosca; Camarasa, De la Hoz, Guardado; Loren, Sergio León y Nahuel. Tras el descanso, Narváez suplía a Camarasa. En el 57, Joaquín, Brasanac y Fabián sustituían a De la Hoz, Loren y Guardado. En el 63, Sanabria, Pezzella y Rafa Navarro entraban por Sergio León, Barragán y Mandi. En el 70, Nahuel dejaba su sitio al filial Redru. Y en el 72, Francis suplía a Tosca. El colegiado de la contienda amonestaba a los béticos Mandi y Guardado, y a los jugadores del Milan Bonucci, Antonelli y Kessie.

http://www.muchodeporte.com/real_betis/35429/12_capaz_de_tumbar_al_mismisimo_milan/

Comentarios

Comentario

Leave a reply