Rechazado el incidente de nulidad planteado por Farusa contra las cautelares

La Sección Quinta de la Audiencia Provincial ha rechazado la admisión del incidente extraordinario de nulidad presentado por la defensa de Farusa, sociedad vinculada a Manuel Ruiz de Lopera, que solicitaba que el auto del 21 de marzo en el que se desestimó su recurso contra las medidas cautelares impuestas por el Juzgado Mercantil 1 que mantienen la suspensión de derechos del 31,38 por ciento de las acciones del Betis.

«No procede admitir a trámite el incidente excepcional de nulidad de actuaciones, al no concurrir ninguno de los supuestos contemplados en el artículo 228 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, ya que las alegaciones que realiza la parte en nada se refieren a derechos reconocidos en el artículo 14 y en la Sección Primera del Capítulo Segundo de la Constitución, que son los únicos a que se refiere el artículo 53.2 de la Carta Magna», recoge el breve texto de la Audiencia tras cya resolución que no queda opción de recurso alguno, aunque sí puede valer para fundamentar una posible apelación al Tribunal Constitucional.
La demanda de 17 accionistas béticos contra Farusa por la presunta suscripción irregular del 31,38 por ciento de las acciones del Betis tituladas a esta sociedad en junio de 1992 está vista para sentencia desde marzo de 2015. El pacto entre el consejo de administración del Betis y Bitton Sport protege la estabilidad del club ante la incertidumbre de esta situación.
El escrito de la defensa de Farusa defendía que el citado auto de marzo de este año «infringe de manera clara y directa dos principios básicos y fundamentales para evitar la indefensión de las partes en un procedimiento judicial, como son el de cosa juzgada y el de congruencia». Mientras, la Audiencia responde que no concurren los supuestos contemplados en el artículo 228 de la LEC, que se refiere a los incidentes excepcionales de nulidad de actuaciones, y aclara que no se vulneran los derechos reconocidos en el artículo 14 de la Constitución («los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social») ni se infringen derechos fundamentales.

Rechazado el incidente de nulidad planteado por Farusa contra las cautelares

Comentarios

Comentario

Leave a reply